Historia2006-2007

03/10/20190

Se confía el equipo al entrenador palmero Juvenal Sánchez.

La preparación veraniega para este nuevo ciclo en Preferente comienza con la participación en el “Trofeo Nuestra Señora del Rosario”, que se disputó el 6 de agosto en el “Municipal de Barlovento” y enfrentó a CD. Mensajero y UD. Vecindario, conjunto que militaba en Segunda División “B”. A las órdenes de Pacuco Rosales, los grancanarios se impusieron por un claro 4-0. Jugaron de inicio por los nuestros Miguel Antonio, Naciai, Alito, Ruymán, Fernando, Ito, Hugo, Joymar, Rubén, Ayoze y Andrés. También tuvieron minutos Coria, Reybis, León, Ángel, Héber, Mario, Jorge y Cocó. En este encuentro se guardó un minuto de silencio por el fallecimiento de uno de los mejores jugadores en la historia del fútbol palmero: Don Rosendo Hernández. Fue mundialista en Brasil ’50 con la Selección Española, además de militar en la Cultural Leonesa, Atlético Aviación, Español, Zaragoza y UD. Las Palmas. Desde los banquillos dirigió a Córdoba, Elche, Betis y UD., además de ocupar el cargo de Secretario Técnico del Zaragoza. Ya en nuestra isla, entrenó a Tenisca y Mensajero.

Antes de comenzar la liga se incorpora a la disciplina del equipo “Pana” Castillo, jugador hispanovenezolano.

No fue fácil la adaptación a la categoría. Nos “estrenamos” en el “Municipal de El Paso”, cayendo ante los verdinegros por 1-0. Además, en el primer partido como local, en el “Rosendo Hernández”, el Mensa no podía sino igualar sin goles contra la UD. Icodense. La primera victoria llegó en la jornada 9ª, cuando el CD. Puerto Cruz visitaba nuestra isla y caía por un claro 3-0.

Después de este primer triunfo, la línea del equipo fue en ascenso hasta el final de la primera vuelta. Solamente se ceden una derrota, ante el Atlético Arona (0-1), y un empate, en el campo del Atlético Victoria (1-1). Lo demás fueron 8 victorias, que colocaron al equipo luchando por los puestos altos de la tabla y el regreso a la Tercera División.

El 15 de enero de 2007 llega uno de los momentos más deseados y esperados por la familia mensajerista. Se juega el primer partido oficial en el “Nuevo Silvestre Carrillo”. Ante 1500 espectadores el CD. Mensajero se impone al CD. Orotava por 3-0, tantos de José Pelé, Héber y Luisi. Los jugadores que participaron en este choque histórico fueron Miguel Antonio; Ruymán, Álex Padrón, Jonay, Alito; David (Ángel, 60′), Suso (Dani, 88′), Hugo, José Pelé; Héber y Dumpi (Luisi, 71′). A la fiesta rojinegra se unieron los jugadores del representativo baloncestístico de nuestra isla, el UB. La Palma, siendo su capitán, el reconocido aficionado del Mensa, Sebas Arrocha, el encargado de realizar el saque de honor.

(Plantilla del CD. Mensajero – Temporada 2006/2007. Reinauguración del “Silvestre Carrillo”. 15/01/2007)

Para empezar la segunda vuelta, se vence al Atlético Paso por 3-2 y tras ganar a la UD. Norte por 1-0, los nuestros se colocan terceros en la tabla, igualados al segundo puesto con el CD. Marino. Precisamente el equipo del sur de Tenerife nos bajó de la nube, tras derrotarnos por 1-0 en el “Antonio Domínguez” de Los Cristianos. A partir de aquí la línea de resultados del Mensajero se muestra más irregular y tras ganar al CD. San Andrés por 4-0, se encajan tres derrotas consecutivas (Puerto Cruz, Atlético Victoria, Los Llanos) que hacen que se diga adiós al sueño de volver a Tercera en tan sólo un año.

Donde sí se dio la cara fue en el torneo copero provincial. En enero se elimina a la UD. Sauces en partido único disputado en el “Municipal” saucero por 0-1, gol conseguido por Joymar. Para cuartos de final, ya en eliminatoria a doble partido y en lo que constituía la “final insular”, el Mensa se deshace del CD. Victoria de Tazacorte, tras empatar (1-1) en campo bagañete y golear 4-1 en la vuelta disputada en el “Silvestre Carrillo”. Pese a que los blanquinegros se adelantaron en el marcador, los tantos de Dumpi (2), Héber y Joymar le dieron el pase a semifinales al Mensa.

En esta penúltima ronda el rival sería el CD. Valeriana, un conjunto que pese a militar en la Primera Categoría, ya había dejado en la cuneta a dos “terceras”, Las Zocas y Tegueste, y un “preferente”, los herreños del Atlético Pinar. Además, los nuestros viajaban al choque de ida con las bajas de Cristian, Dumpi, Suso, Joymar, Ángel y Alito. El centrocampista Tito puso por delante al Mensajero (0-1), pero en el descuento de la primera parte, Juan, y de la segunda, Elicio, consiguieron colocar en el tanteador un 2-1 final que dejaba la resolución de la eliminatoria para el Estadio del “Barranco de Dolores” El 12 de abril, el Mensa recibía a los tinerfeños con este resultado adverso y los verdiblancos rozaron la proeza: Junior adelantó a los visitantes y Pelé ponía la igualada con la que se llegó al descanso. Quedaban 45 minutos por delante y el Mensajero tenía que anotar dos goles más para dejar fuera al Valeriana. Joymar, de penalti, y Héber consiguieron el 3-1, pero ya en el minuto 94 el delantero Juan subía al marcador un 3-2 que parecía definitivo. Pero en la última jugada del partido, una falta lateral colgada al área fue peinada por Ruymán y aprovechada por Pelé para batir al meta Aarón.

Para conseguir su segundo título provincial, el CD. Mensajero tendría que ganar en la final al CD. San Isidro, conjunto que ocupaba la 4ª posición en el grupo canario de Tercera División. La 57ª edición se disputó en el “Heliodoro Rodríguez López” y pese a la diferencia de categoría de ambos equipos fue…

LA NOCHE DEL MENSAJERO”: la Copa Heliodoro Rodríguez López tuvo un ganador sorprendente, pues tenía todas las papeletas en contra ya que milita en una categoría inferior que el Raqui San Isidro, su rival de anoche. Es la grandeza copera.

El partido se inició con un San Isidro que controlaba el balón y, curiosamente, en su primer acercamiento consiguió el tanto en una jugada de estrategia, pues el saque de esquina ejecutado por Benito fue rematado perfectamente de volea por Maikel, que contó con la fortuna de que el balón dio en el poste y luego en el meta palmero para terminar dentro del marco.

Parecía que el Mensajero podía salir goleado, ya que era pronto para tener el marcador en contra ante un San Isidro que opta a jugar por el ascenso a Segunda B, pero todo cambió en cuestión de cinco minutos, los suficientes para que el equipo sureño pensara que los goles irían subiendo a lo largo del encuentro y para que el Mensajero, por contra, asumiera que con las líneas juntas y mucho trabajo se podía intentar algo, pues entre una cosa y otra, el San Isidro no mataba el partido, se dedicó a tocar sin llegar en ese intervalo que fue del 1-0 al empate y ahí cambió todo. José Pelé recibió un buen balón de Joymar y después de hacerle un sombrero a Jeremías batió a Salillas. Era el empate a todo.

Poco tardó en llegar en el segundo tanto para los palmeros. En este caso, un fallo de defensa y meta sureños, permitió que José Pelé, de cabeza, le dejara el balón franco a Héber para que pusiera el 2-1 y la fiesta se tiñera de rojinegro, ya que éstos comenzaron entonces a creer en la sorpresa.

De ahí al final de la primera parte, poco más, excepto que el mando, territorialmente, pero con poco peligro, fue del San Isidro.

En la continuación, el partido cambió radicalmente y el equipo de Quico de Diego se fue, al menos, por el empate, y creó varias ocasiones, eso sí, con poca puntería en los metros finales, a pesar de que Miguel Antonio, ya en el minuto dos de esta fase, no se hizo con un balón a remate de Benito, que terminó enviando fuera Samuel.

Movió el banquillo De Diego, mientras que su rival, al que el campo cada vez se le hacía más grande, seguía confiando en que no llegara el empate y con la renuncia a llegar al marco del San Isidro.

Iván Martín, Noah e incluso Pana Castillo tuvieron el tanto en sus pies, pero no daban con la solución. Incluso en una acción en la que se quedaron cuatro en fuera de juego, Pana Castillo, sin oposición, envió fuera.

La segunda parte se prolongó más de la cuenta y el San Isidro, en el largo descuento, lanzaba sus saques de esquina doce y trece del partido (3 en la primera parte), pero sin peligro, con los palmeros pidiendo la hora prácticamente desde el minuto 70.

Una vez más, el fútbol volvió a dejar claro que los partidos son de once contra once y, que en muchos casos, las circunstancias hacen que militen en distintas categorías sus integrantes. Fue la noche del CD Mensajero. (EL DIA).

Otros medios también se deshacían en elogios para nuestro equipo y para nuestro entrenador, Juvenal Sánchez, como ocurrió en el caso de LA OPINIÓN. El rotativo tinerfeño resumía así el partido: “Para buscar las claves del triunfo del equipo de Preferente hay que detenerse sobre todo en el acertado planteamiento de su técnico, el joven Juvenal Sánchez. Serio, disciplinado y trabajador desde el primer minuto hasta el último, su equipo se erigió en justo vencedor de la Copa sobre todo por su derroche físico, pero también por su inteligencia sobre el terreno de juego. Consciente de su inferioridad técnica, el cuadro rojinegro explotó sus virtudes y aminoró las de su rival; corrigió sus defectos y convirtió en evidentes los del adversario. Y todo en un competidísimo partido de fútbol, con alternativas, ocasiones y goles, casi desde que la contienda nació”.

Para concluir, Manoj Daswani, cronista de La Opinión, sentenciaba: “el Mensajero debe quedarse con el carácter y el coraje que exhibieron sus hombres para darse cuenta de que está llamado a escribir nuevas páginas de gloria, tal vez tan importantes como las que algún día protagonizaron los que le hicieron grande en la categoría de bronce. Su sitio está muy por encima del que ahora ocupa en el escalafón regional y su regreso a Tercera debe de ser una cuestión de tiempo. Ayer ofreció un interminable dechado de virtudes en una final que tardará en olvidar… hasta que lleguen tiempos mejores”.

Por los nuestros participaron en el encuentro Miguel Antonio; Ruymán (Jonay, 62), Álex Padrón, Hugo (Dani, 81), Ayoze, Tito, Suso, David Sánchez, José Pelé (Dumpi, 76), Joymar y Héber (Ángel, 95). La crónica recogía además que a la hora de recoger el trofeo “el capitán del Mensajero, Ruymán, le cedió el brazalete al veterano Suso, emblema del cuadro rojinegro”.

(Copa “Heliodoro Rodríguez López”. Edición 2007)

Con este hito finalizaba una campaña que, si bien no había sido completa al no conseguirse regresar a la Tercera División, sí que terminaba con la sensación dulce del título en la “Copa Heliodoro” y la impresión de que el equipo estaría pronto en la máxima categoría regional.

 

Deja un comentario

¿QUIERES UNIRTE A NUESTRO CLUB?

segunda_rfef_2
PROLIGA_B
11_santa_cruz_de_la_palma
islabonita
canarias3

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Únete a otros 17 suscriptores

A %d blogueros les gusta esto: