Historia1994-1995

01/10/20190

El Mensajero consigue afianzarse esta campaña como un proyecto sólido en Segunda “B”. Ya no es el equipo novato del primer año y con respecto al segundo se da un salto cualitativo, que le permite colocarse al final de la liga como el Segundo Equipo de Canarias, tras ocupar la segunda posición por delante de la UD. Las Palmas. Obviamente, este subcampeonato liguero daba la posibilidad de disputar por primera vez en la historia la fase de ascenso a la Segunda División. Pero vamos a ir poco a poco.

Varios cambios importantes para la entidad. En primer lugar, los lógicos que se producen con el cambio de ciclo. Llegaron al CD. Mensajero, “Pacuco” Rosales como entrenador, Juan Uva, Manolo, Modesto, Puente, Rafa, Engonga, Eduardo y Sigfrido.

En segundo lugar, se pasa a competir en el grupo I, junto con los equipos madrileños (San Sebastián de los Reyes, Real Madrid “C”, Atlético de Madrid “B”, Aranjuez, Moscardó, Fuenlabrada y Móstoles), gallegos (Ferrol, Pontevedra, Lugo), asturianos (Sporting “B”, Avilés, Langreo y Oviedo “B”), castellano-leoneses (Valladolid “B” y Ávila) y el resto de representantes canarios (UD. Las Palmas, Realejos y el recién ascendido Corralejo que ocupaba la plaza del Maspalomas).

 

(Foto oficial del CD. Mensajero – Temporada 1994/1995:

Jorge Hernández, Miguel Antonio, Moisés, Jorge Lorenzo, “Pacuco”, Pedro, Suso, Guari, Sigfrido, José Lorenzo, Fidalgo, Guillermo Jiménez, Modesto, Puente, Delfín, “Cayito”, Pedro, Gabi, Marcos Molina, “Lucho”, Rafa, Engonga, Márquez y Piñero)

En tercer lugar, el cambio de superficie. Desde el final de la liga 93/94 se comienza con el plantado del césped natural, lo que provocará un cambio en la imagen de nuestro Estadio y en gran manera en la forma de entender la práctica del fútbol. La obra costó 18 millones de pesetas. Para la inauguración oficial (11 de octubre de 1994), se juega un partido amistoso contra el CD. Tenerife que finaliza con un espectacular 3-6. La alineación de ese histórico día estuvo formada por Moisés (Jorge Hernández), Marcos Molina (Jorge Lorenzo), Óscar Engonga, Delfín (Modesto), Suso (Manolo), Sigfrido, José Lorenzo (Gabi), Juan Uva, Fidalgo, Puente (Guari) y Paquito (Rafa). Los goles del Mensa fueron anotados por Puente, Juan Uva y Fidalgo…

(Toño y Paquito se saludan antes del comienzo del partido en el que se estrenaba

el césped natural en el “Silvestre Carrillo”)

Y el cuarto cambio, no menos importante, es el mediático. El CD. Mensajero empieza a ser conocido en el mundillo futbolístico nacional gracias sobretodo a la eliminatoria de “Copa del Rey” que le enfrenta al Atlético de Madrid. Ocurría en el mes de enero de 1995. Tras dejar en la cuneta a la UD. Orotava (3-3 en “Los Cuartos” y 2-0 en el “Silvestre Carrillo”) y al conjunto cántabro de la SD. Noja (1-1 en “La Caseta” y 2-0 en el Estadio del “Barranco de los Dolores”), en esta tercera eliminatoria el rival sería el histórico Atlético de Madrid, presidido por el ínclito Jesús Gil. Como afirma Francisco Antequera, “revistas a nivel nacional como AS, Marca, Don Balón,…se hicieron eco del partido y la isla de La Palma sonó esta temporada como muy pocas veces lo había hecho, y el Mensajero, gran embajador de la isla por toda la geografía peninsular (…) se forjó un nombre y un prestigio en el fútbol nacional”.

Con un lleno histórico, más de 5000 aficionados abarrotaron las gradas del “Silvestre Carrillo”, el CD. Mensajero recibía al Atlético de Madrid el 4 de enero de 1995. En los prolegómenos, se rendía homenaje a tres jugadores mensajeristas que en su día vistieron la camiseta rojiblanca: Rosendo Hernández, Miguel González “Fife” y Domingo García “el del club”. Al mismo tiempo, miembro de la peña “Atlético de Madrid” de La Palma, entregaron una placa por su visita a nuestro Estadio al capitán madrileño Solozábal. Formaron por el Mensa: Jorge Hernández, Jorge Lorenzo, Marcos Molina, Delfín, Modesto; Engonga (Sigfrido, min. 78), José Lorenzo, Márquez, Suso; Puente y Rafa (Fidalgo, min. 86). Por los visitantes: Abel; Tomás, Solozábal, López, Alejandro; Ruano, Vizcaíno, Geli (Manolo, min. 64), Simeone; “Tren” Valencia y Kosecki.

Desde el comienzo, se vio que el Mensajero controlaba el choque, con una defensa contundente y con marcajes pegajosos, pero con escasa llegada al área atlética. En la reanudación, los pupilos de Pacuco “se quitaron el miedo de encima y comenzaron a ofrecer el juego vertical y veloz que les caracteriza. Engonga de falta directa; Márquez, al desaprovechar un balón rechazado por Abel y Rafa, tras un centro de José Lorenzo, no estuvieron acertados cuando lo fácil era anotar”. Los colchoneros tuvieron que echarse atrás para aguantar las acometidas rojinegras y acabaron dando el empate por bueno, buscando la resolución de la eliminatoria en el “Vicente Calderón”. El técnico visitante, Jorge D’Alessandro, comentaba sobre los nuestros que “es un equipo muy ordenado, bien colocado y que puso sus armas en juego y lo ha hecho con mucho orden y sacrificio”.

En la vuelta, jugada una semana más tarde, los 12000 aficionados del Atlético de Madrid que se dieron cita en el Estadio del Manzanares, enmudecieron cuando Óscar Engonga, en el minuto 56 y con un trallazo desde 30 metros, igualaba el tanto inicial de Caminero. Con los locales “groguis” y virtualmente eliminados, Sigfrido hace una espectacular jugada, centra al área y Puente, de cabeza, manda el balón al larguero… Aún faltaban veinticinco minutos de juego y los nuestros tenían a los colchoneros contra las cuerdas. Hasta que en el minuto 75 Geli, a pase del “Tren” Valencia, ponía el 2-1 que daba el pase de ronda a su equipo. Ya en el tramo final, y con el Mensajero volcado sobre la portería de Abel, Pirri anotaba el 3-1 definitivo. Como recogía el Diario ABCel conjunto palmero provocó un infarto sobre el corazón de Gil y Gil que perduró 20 minutos. El Atlético vio el túnel negro de la muerte copera ante un equipo de Segunda “B” que dejó en evidencia la crisis del club madrileño (…) Los aficionados rojiblancos despidieron a su equipo con bronca y al Mensajero con fuertes aplausos”.

(Recorte de prensa. Choque de vuelta de “Copa” ante el Atlético de Madrid)

(Alineación del CD. Mensajero en el Estadio “Vicente Calderón”:

Suso, Marcos Molina, Jorge Hernández, Jorge Lorenzo, José Lorenzo, Sigfrido,

Engonga, Márquez, Puente, Modesto y Rafa)

Y en medio de todos estos sucesos, el Mensajero disputó una de sus mejores campañas en Segunda División “B”. Pese a caer en la primera jornada ante el Ferrol por un claro 3-0, los rojinegros se reponen, venciendo en su primer partido en casa al Pontevedra por 2-0. En la segunda salida, se visita al Real Madrid “C” de Raúl González. Allí, el madridista daba muestras de su clase con un gol de vaselina desde 25 metros que sorprendía a Moisés y adelantaba a los suyos. Pero el Mensa daba muestras de su calidad y con goles de Puente y Rafa, remontaban el tanto blanco y se llevaba el partido. Este triunfo dio moral a los de Pacuco, que encadenaron 10 partidos invictos, con 2 empates y 8 victorias. Entre ellas, destacaron el 0-3 al Fuenlabrada, el 0-2 al Corralejo o el 5-0 al Sporting de Gijón “B”, primer partido oficial que se disputaba en el “Silvestre Carrillo” con césped natural.

(Vista aérea del “Silvestre Carrillo”)

Lógicamente, con estos magníficos resultados el CD. Mensajero se encaramaba a la primera posición del grupo I, seguido muy de cerca por un Ferrol que parecía ser el enemigo a batir esa temporada, y la mantenía a pesar de cerrar la racha positiva con la derrota en el “Insular” ante la UD. por 4-1.

Este tropiezo sólo fue un pequeño borrón, porque la dinámica de nuestro equipo siguió siendo tremendamente positiva, cerrando la primera vuelta con 7 encuentros en los que se cede una derrota, frente al Avilés (3-0), mientras que se suman 4 triunfos (Realejos, Atlético de Madrid “B”, Oviedo “B” y Lugo) y 2 empates (Móstoles y Ávila a domicilio). Esto hace que se acabe en la segunda posición, empatados a puntos con el líder Ferrol y aventajando en uno al tercero, la UD. Las Palmas.

Es precisamente el conjunto ferrolano el primer visitante de la segunda vuelta en el “Silvestre Carrillo” y allí, los gallegos doblan la rodilla en un emocionante partido que se llevó el Mensa por 3-2, y que volvía a poner a los nuestros en el primer puesto de la tabla.

En la visita del Real Madrid “C”, el 5 de febrero, y pese a la ausencia en los madridistas de Raúl, se produce la primera y única derrota como locales en toda la temporada (0-1).

Al dúo que pugnaba por la primera plaza, Ferrol y Mensajero, se une la UD. Las Palmas, dejando por detrás al cuarto clasificado, Pontevedra, a 5 puntos. Precisamente ante los grancanarios se consigue una igualada (1-1) en el “Silvestre Carrillo”, en la jornada 31.

De ahí hasta el final, 7 jornadas en las que el Mensajero lucha por alcanzar por primera vez en su historia una fase de ascenso a Segunda División. Y se consigue. En el último partido de liga, jugado frente al Lugo, ya el Mensa era matemáticamente equipo de playoff, realmente se había logrado a falta de cuatro jornadas, pero se quería acabar siendo subcampeón liguero. También se logra, pero gracias a un pinchazo de la UD. que caía ante el Atlético de Madrid “B” (3-2) y no podía darnos alcance pese a ceder los de Pacuco en tierras lucenses por 0-2.

Se realiza el sorteo de grupos y le corresponde al Mensajero enfrentarse con Sestao, Córdoba y Castellón, rivales de entidad que garantizaban una fase muy pareja.

 

El primer partido, se disputa en “Las Llanas” ante los vizcaínos del Sestao. Para empezar, el Mensa cae por 2-0. Pero para resarcirse, una semana después se recibe la visita del Castellón, en un choque que quedará en el recuerdo del aficionado mensajerista. Comenzaban adelantándose los levantinos en el minuto 15 y tres después, Márquez conseguía la igualada. A partir de este momento, surgió la figura de Miguel Puente, que anotaba el segundo y el tercero rojinegro antes del descanso. La segunda mitad mantuvo la tónica del final de la primera. El Mensa logró anotar el 4-1 a los cinco minutos de la reanudación por medio de Rafa, y nuevamente Puente marcaba el quinto y el sexto, con lo que cerraba su tarde con 4 goles. Gracias a este resultado tan abultado, el Mensajero pasaba a liderar el grupo.

(Recorte de prensa. El Castellón salió “repasado” del “Silvestre Carrillo”.

EL DÍA. 4/6/1995)

Se tomó la revancha el Castellón en la tercera jornada, venciendo por un ajustado 1-0 y el 18 de junio llegó el punto de inflexión, cuando en el “Silvestre Carrillo” los vascos del Sestao se llevaban un punto tras igualar a 1 tanto.

Las esperanzas del Mensa pasaban por vencer al Córdoba en la cuarta cita de la fase y lo logró. Rafa, con un gol anotado desde el punto de penalti, daba posibilidades a nuestro equipo para conseguir el ascenso a Segunda División, ya que el grupo, tras esta victoria rojinegra, era comandado por Sestao con 6 puntos, seguido de Mensajero y Castellón con 5 y Córdoba, que cerraba la clasificación con 4 puntos.

La última jornada lo decidía todo. El Mensa visitaba el “Nuevo Arcángel” para intentar vencer al Córdoba, una posibilidad, junto con una derrota como local del Sestao ante el Castellón. Sin embargo, no pudo ser y los andaluces se impusieron en el encuentro decisivo. Pese a que Suso llegó a poner el 1-1 en el marcador comenzando la segunda mitad del partido, los nuestros no consiguieron remontar el choque y en el tramo final vieron como el Córdoba anotaba dos tantos más para dejar el definitivo 3-1 en el marcador. Además, Sestao y Castellón empataban (1-1) con lo que los primeros se hacían con la plaza en superior categoría.

Con esta nueva experiencia, el Mensajero ponía fin a la mejor campaña de su historia, dejando el listón muy alto para futuras ediciones.

(Recorte de prensa. Evolución clasificatoria del CD. Mensajero en la temporada 1994/1995. EL DÍA)

Deja un comentario

¿QUIERES UNIRTE A NUESTRO CLUB?

segunda_rfef_2
PROLIGA_B
11_santa_cruz_de_la_palma
islabonita
canarias3

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Únete a otros 17 suscriptores

A %d blogueros les gusta esto: