Historia1992-1993

01/10/20190

Con la Presidencia de Don Juan José González Vilanova, el club decide contratar como técnico para esta primera campaña en Segunda “B” al asturiano José Antonio Fernández. La plantilla estaba formada por Moisés, Jorge Hernández, Jorge Lorenzo, Delfín, Fisco, Lizarralde, Suso, Isidro, Guari, Toño, Lalo, Sigfrido, Merino, Pepín, Paquito, Nando, Serrano, Zurdo, Nacho, Urbanos, Noria, Gambín. Del once inicial que conseguía el ascenso, solo se mantenían de inicio en las alineaciones Suso, Jorge Lorenzo, Paquito y Nando.

El equipo se presenta el 27 de julio con gran expectación en el “Silvestre Carrillo”, para disputar posteriormente el Trofeo “Fiestas de Argual”, en el que se impone al Tenisca por 1-0 (gol de Sigfrido). A renglón seguido, ambos conjuntos vuelven a verse las caras en el “Fiestas del Pino”, ganando nuevamente los nuestros por 5-1.

Se juega el choque de ida de la primera eliminatoria de “Copa del Rey”, ante la UD. Orotava, ganando los tinerfeños por 1-0 y dejando la resolución para el partido del “Silvestre Carrillo”

El 6 de septiembre se juega el primer partido en Segunda “B”, teniendo como rival al equipo extremeño del Cacereño. Además, nuestro estadio presentó un ambiente “de gala” para este debut, acompañando y arropando al Mensa. El encuentro fue calificado por los medios como “marcado por las estrategias de ambos entrenadores y en el que los palmeros merecieron la victoria al contar con un mayor número de ocasiones de gol”. La primera mitad acabó sin goles, pero en la segunda el partido “subió muchos enteros. Los visitantes pudieron adelantarse en el marcador pero Moisés “salvó los muebles” y en el contraatque mensajerista llegó el gol de Nando”. La jugada fue iniciada por Serrano, que cedía a Paquito para que dispara a puerta y el rechace del meta visitante Echevarría lo empujaba Nando para hacer un gol histórico, el primero del CD. Mensajero en la recién estrenada categoría. Sin embargo, cuatro minutos después el Cacereño conseguiría la igualada al transformar un penalti, tanto que dejaría en el marcador un 1-1 que sería definitivo. La alineación de este partido, grabado en la mente del mensajerismo, estuvo formada por Moisés, Jorge Lorenzo, Delfín, Fisco, Suso; Guari, Toño (Lalo), Sigfrido; Nando, Serrano (Pepín) y Paquito.

Antes de la segunda jornada, se resuelve la eliminatoria de “Copa” ante el Orotava, en un emocionante partido que acabó con victoria rojinegra por 1-0 y que tuvo que decidirse en los penaltis, donde nuestro equipo estuvo más acertado y conseguía el pase a la segunda ronda.

En la primera salida en liga, el Mensajero cae ante el San Roque de Lepe (4-0) y no es hasta la tercera jornada cuando nuestro equipo consigue el primer triunfo, en el “derbi regional” que le midió al Maspalomas grancanario. El choque concluyó con un claro 3-1 para los hombres de José Antonio Fernández.

(CD. Mensajero – Temporada 1992/1993:

Moisés, Toño, Guari, Delfín, Fisco, Sigfrido,

Jorge, Suso, Paquito, Nando y Serrano)

Tras una nueva derrota a domicilio, en esta ocasión ante el Estepona (1-0), llega el partido que midió en el “Silvestre Carrillo” a CD. Mensajero y Córdoba CF. y que terminó “como el rosario de la aurora”. Después de adelantarse los nuestros en el marcador en el minuto 33 por mediación de Merino, el colegiado catalán Ramírez Cabrera se convirtió en protagonista al expulsar a Paquito y al propio Merino y amonestar a Isidro, Sigfrido, Jorge Lorenzo, Pepín y Lizarralde. Además, en el minuto 73, señalaba un penalti muy dudoso favorable a los visitantes, lo que desató las iras del público. La actitud arbitral fue definida por los periódicos como “provocadora” y algún medio llegó a escribir lo siguiente: “existen muchas maneras de perder pues en todo juego siempre existe el riesgo de que tu rival sea mejor o tenga más suerte y ello te pueda llevar a la derrota; pero lo que nunca se debe permitir es que te quiten lo ganado con unas decisiones injustas, carentes de vergüenza y que, en dos palabras, “te atraquen”, cuándo y cómo quiera, un caballero que se supone debe impartir justicia (…) su comportamiento fue de juzgado de guardia pues rompió el trabajo, la entrega y el sufrimiento de un club”. Poco más se puede añadir, salvo que el estadio rojinegro fue sancionado con un partido de clausura por la invasión del público al finalizar el partido.

En esas fechas, ya el Mensajero había puesto fin a su andadura copera tras ser eliminado por el Realejos, empatando a cero en el “Silvestre Carrillo” y cayendo en “Los Príncipes” por 3-2.

Tocaría jugar dos partidos de manera consecutiva como visitantes, uno ante el Portuense y otro ante la UD. Las Palmas, ambos resueltos con idéntico saldo: derrota y 3-0 en el marcador. En este último, disputado en el “Insular” ante 9000 personas, el Mensajero dio la cara durante los primeros 45 minutos, recibiendo un gol anotado por Pedro Luis, pero levantándose y teniendo dos claras oportunidades en los pies de Nando, que desbarató el meta grancanario Chano. Nada más iniciarse la segunda parte, un gol en propia puerta de Lizarralde esfumó las posibilidades del Mensa, que vio como ya en el tramo final Pedro Luis conseguía el definitivo 3-0.

Y en el partido del “exilio”, como fue definido, el Granada CF. “pagó los platos rotos” de las últimas derrotas. El “Municipal Aceró” fue el escenario de la primera goleada mensajerista en Segunda “B” y de una gran actuación de Nando, que marcó 4 goles. La superioridad del Mensa fue total, eficaz ante el gol, ayudada por la gran labor defensiva de Jorge Lorenzo, Suso, Delfín e Isidro, y el magnífico trabajo del mediocampo, que se bastó para anular a un equipo granadino que venía con la vitola de favorito para lograr el ascenso a superior categoría. Notario, portero visitante que después jugaría en Primera División con el Sevilla CF. y el Real Murcia, tuvo que recoger 6 veces el balón del fondo de su meta, las 4 ocasiones en la que anotó Nando, a las que hay que añadir una más de Sigfrido y la última, en el minuto 89, cuando Paquito transformaba una falta directa. El gol de la honra del Granada lo conseguía José Luis.

(Granada CF. en su visita al “Municipal Aceró”)

Se pierde ante el Écija en la jornada 9 (2-0), pero nuevamente se vive un partido “grande” en nuestro Estadio, teniendo como enemigo a batir al filial del Sevilla CF. Se adelantaron los sevillistas en el minuto 5 y lograban los nuestros el empate por medio de Sigfrido. Antes del descanso, se vuelven a poner por delante en el marcador los visitantes, pero en una segunda parte antológica dos goles de Nando y otro más de Sigfrido subían el 4-2 en el marcador, que fue maquillado por medio del hispalense Méndez para dejar el 4-3 definitivo. Los medios sevillanos, desplazados hasta nuestra isla, reflejaban que en la segunda mitad “el dominio y las ocasiones fueron para los palmeros, que hicieron prevalecer su veteranía ante la juventud del filial”.

En la siguiente serie de diez partidos, el Mensajero sólo pierde dos, contra el Recreativo de Huelva por 0-2 (en la primera derrota en el “Silvestre Carrillo”) y frente al Extremadura en “Almendralejo” (4-2). Sin embargo, la situación clasificatoria no sufre mucha variación ya que se suma una única victoria, 3-1 al Ejido. El resto de partidos, siete, se saldaron con empate, entre ellos el que se jugó como visitantes ante el otro equipo representante de la provincia, el Tenerife Sur (2-2). Esto hacía que el Mensajero se mantuviera en la zona baja de la clasificación tras la disputa de las primeras 20 jornadas: ocupábamos la posición 18ª, con 16 puntos…

Se tuvo que tirar de casta para hacernos fuertes en nuestro Estadio y conseguir sumar unas necesarias victorias como locales, ante el San Roque y el Estepona (ambas por 1-0), por los choques en tierras peninsulares seguían constituyendo un lastre, lo que unido a la derrota en el “Silvestre Carrillo” ante el Portuense (0-1), el empate también en nuestro feudo ante Las Palmas (0-0) y una nueva caída en “Los Cármenes” contra el Granada, provocó que la junta directiva encabezada por Don Guillermo Jiménez, decidiera rescindir a José Antonio Fernández y poner en su puesto a José Antonio “Tigre” Barrios, buscando un revulsivo para la complicada situación clasificatoria. Era el 12 de marzo de 1993.

Con el tinerfeño al mando de la parcela técnica, el equipo se vuelve más sólido, sobretodo en campo propio. Se comienza con victoria ante el Écija (1-0, con gol de Noria) y derrota por idéntico resultado contra el Sevilla “B” (1-0). Tras este partido, Barrios señalaba que quedaban “nueve finales y hay que luchar mucho en ellas”.

Ya de nuevo en el “Silvestre Carrillo”, y haciendo buenas las palabras del entrenador, se vence al Melilla (2-1) para caer siete días después en el “Colombino” onubense (2-1).

(Recorte de prensa. Triunfo ante el Melilla. CANARIAS 7)

Las últimas siete jornadas fueron de infarto: para empezar se lograba la segunda goleada de la temporada, tras imponernos 6-0 al Tenerife Sur, resultado que daba a entender que el Mensajero quería pelear para tener opciones de prolongar su sueño una temporada más en Segunda “B”. La situación no era fácil, ya que se colocaba 15º con 26 puntos, pero a tan solo 2 del descenso.

Se enlazan tres partidos consecutivos sin conocer la victoria, con tropiezos ante Ejido (2-1) y Jaén (5-1) y un empate local frente al Jerez (1-1). Esto encendió todas las luces de alarma en el club, de cara al importantísimo choque que debía medir en el “Silvestre Carrillo” a nuestro equipo y al Extremadura CF. Se repartieron entradas en los colegios bajo el lema “Niños al fútbol”, las entradas se pusieron a “precios populares” (500 pesetas) y todo ello para llenar un Estadio y propiciar un ambiente favorable a nuestros intereses, que ya estaban mermados en el aspecto numérico con las bajas de Guari y Fisco por lesión y Gambín, por sanción. No comenzó bien el partido, ya que en el minuto 7 se ponía por delante el conjunto extremeño, pero dos buenas acciones de Jorge Lorenzo propiciaron la remontada. En la primera de ellas centra al área y el balón le regresa tras tocar un defensa, aprovechando “el gemelo” para disparar a puerta y conseguir la igualada. En la segunda, un preciso pase suyo es aprovechado por el goleador, Nando, para poner el 2-1 antes de llegar al descanso, resultado que sería inamovible y que hacía sumar al Mensajero dos puntos vitales. Se pasaba a ocupar el 16º puesto y como titulaba la crónica del Canarias 7: PESE A VENCER AYER, LA SITUACIÓN DEL MENSAJERO ES EXTREMA Y DURA”.

Y a pesar de que en toda la temporada actuando como domicilio no se había conseguido ningún triunfo, éste llegue en la última salida del equipo. ¡Y qué victoria! El Mensajero se impone en la penúltima jornada ante un rival directo, el Linense, por 1-2, con lo que se podía soñar con salvar la categoría en caso de lograr los dos puntos en el último choque liguero, en el “Silvestre Carrillo”, ante el otro filial andaluz, el Betis “B”.

Sin embargo, la situación económica del Portuense desató que el conjunto gaditano fuera excluido de la competición, y devueltos los puntos a los rivales con los que se había enfrentado. Uno de los mayores beneficiados fue el Mensajero ya que había caído con los del Puerto de Santa María en los dos partidos (3-0 en tierras andaluzas y 0-1 en La Palma), con lo que los cuatro puntos que se sumaban tras la resolución de la Federación Española, daban la salvación matemática al equipo rojinegro. Pese a esta comunicación oficial, y ante la posibilidad de recurso que aún tenían el Racing Club, la directiva mensajerista seguía animando al aficionado a que acudiera en la última cita liguera al Estadio del “Barranco de Dolores” para certificar con un triunfo la permanencia y no tener que estar pendientes de los despachos.

Ante el filial bético, el Mensa consiguió la victoria por 1-0, con un espectacular gol de Nando que tras un chilena que pegaba en el larguero recogía el rechace para hacer el único tanto mensajerista. Este resultado daba la permanencia a nuestro equipo y mandaba al Betis “B” a Tercera División, tras perjudicarle otros resultados como el empate del San Roque y el Córdoba y la victoria del Melilla ante el Jerez.

(Real Betis “B” en el “Silvestre Carrillo”. Ante los verdiblancos el Mensa certificaba la permanencia)

Finalmente, con los puntos obtenidos tras la descalificación del Portuense, el Mensajero ocuparía la undécima posición, con 34 puntos, a 2 del séptimo y a 4 del descenso, siendo el segundo equipo canario mejor clasificado tras la UD. Las Palmas, que acabaría líder. El Maspalomas terminaría duodécimo y el Tenerife Sur descendería ocupando la última posición del campeonato.

 

Deja un comentario

¿QUIERES UNIRTE A NUESTRO CLUB?

segunda_rfef_2
PROLIGA_B
11_santa_cruz_de_la_palma
islabonita
canarias3

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Únete a otros 17 suscriptores

A %d blogueros les gusta esto: